“Nosotros vamos a consolidar la alternativa electoral”

DSC_0933
Axel Kicillof Diputado Nacional

El ex ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof, analizó la situación actual del país e insistió en la necesidad de “escuchar, elaborar y traducir” las demandas sociales para poder representar una unidad opositora por parte de la dirigencia política.

Una gran preocupación es el tema de la deuda. En estos más de dos años de gobierno de Cambiemos, Argentina batió récords históricos y mundiales en emisión de deuda anual, inclusive superando los números de la última dictadura militar. De esta forma, nuestro país encabeza la lista de países emergentes con mayor emisión de deuda. ¿Cuál es su visión frente a este panorama?

AK: La cuestión de la deuda es uno de los temas más preocupantes del gobierno por varias cuestiones, tiene un aroma conocido, no es la primera vez que Argentina entra en una fase de fuerte y veloz endeudamiento. Pasó varias veces, algunos hablan de que esta es la tercera o cuarta ola, pero siempre hay ciertas constantes. Los que hablan de la cuarta ola se refieren a lo ocurrido después del derrocamiento de Perón, y la entrada de la Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI). Perón se negaba, era una institución nueva, una novedad, aunque en aquel momento el FMI era un fondo con buenas intenciones, después de la Segunda Guerra Mundial. Ahora bien, en la Argentina pasa que después del derrocamiento de Perón se inicia una etapa de endeudamiento externo fuerte, lo mismo ocurre de nuevo después del golpe de Estado del 76’, con apoyo de los capitales extranjeros, en ese entonces a la dictadura militar. Después el tercer ciclo ocurre durante el gobierno de Menen en los 90’. La deuda tiene varios efectos, uno es de mediano y largo plazo, que es que a medida que se va acumulando el endeudamiento externo, esa dinámica es de crecimiento exponencial. Uno de los grandes problemas es que es una especie de telaraña de la que no se puede salir. Es el primer efecto desastre. Segundo efecto, que es presente, es que a medida que tomas deuda cada vez tenés más pago de intereses, y para pagar esos intereses siempre hay que distraer una parte del presupuesto que se usaría para otra cosa. La deuda en si genera la necesidad de ajuste y paradójicamente dicen que toman deuda para no ajustar. Ya está pasando ahora pero paso siempre. La deuda significa una carga en cada uno de los presupuestos de cada año.

¿Cómo afecta este proceso de endeudamiento con la economía familiar cotidiana de los trabajadores?

Es esto. Como pega en el largo plazo ni te enteras, va a explotar no hay duda, pero en el presente es que todos los días hay que pagar unos mangos que recauda el Estado, no para hacer escuelas, ni hospitales, ni para jubilaciones. Cuando no alcanza para lo demás es porque estas pagando deuda externa y la carga de intereses siempre se va comiendo un pedazo mayor del gasto público. Se recaudan impuestos y se hacen tarifazos, porque la plata no alcanza y hay que pagar la deuda externa. Hay un tercer efecto que también tendría que entender el común de la sociedad porque es uno de los más complicados: el condicionamiento, que viene junto con la deuda externa. Te prestan pero después cuando tenés que pagar el próximo vencimiento no alcanza, entonces hay que pedir más, pero ya no te prestan tan fácilmente. Primero te lo regalan y el segundo te lo venden. Esto es que se empiezan a meter los que te prestan en el gobierno, eso es el más grave de todos los efectos, por lo menos hasta que se desencadena la crisis. Estamos cediendo un poco de soberanía, de democracia. Así fue como en la Argentina ocurrieron las peores tragedias, en término de la política económica. Ya no se decide más en Buenos Aires, se empieza a decidir en Washington, en la bolsa de Nueva York. Yo creo que esas tres cosas son constantes históricas de cada etapa del endeudamiento externo de la Argentina. Hubo diferentes oleadas donde eso se fue repitiendo, la de Macri es la tercera o cuarta pero sea el número que sea es, es una etapa de fuerte endeudamiento externo. Que además se nota y contrasta con la etapa anterior de los 12 años donde los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner se dedicaron  a sacarse de encima el peso de la deuda externa, que venía de explotar con fuerza en el 2001. La particularidad que tiene este gobierno es que por ahora vamos poco de mandato, pero es la más veloz y profunda de todas estas etapas que estoy nombrando. Nunca en la historia Argentina hubo tanto endeudamiento en tan poco tiempo. Eso tiene que ver con lo que podríamos llamar la “liviana herencia”, que es que recibieron un país desendeudado. Argentina había llegado en los últimos 12 años a desendeudarse de una manera que nunca había ocurrido. La deuda se mide como el peso de la deuda sobre el Productor Bruto Interno (PBI), lo que debes sobre lo que producís cada año. En el 2001 debíamos una vez y media de todo el PBI. Cuando nosotros nos fuimos esa relación era de un 40%, ósea que con menos de medio año de producción se podía pagar toda la deuda y ya no debíamos más. Ahora el actual gobierno lo hizo crecer prácticamente en un 50%, estaremos en un 58% deuda/producto. Lo  hizo crecer con lo que es más peligroso y riesgoso de la deuda: uno le puede deber al Banco Central o a algún argentino que le presto al Estado con bonos, pero lo que más hizo crecer Macri, que lo duplicó, es lo que nosotros debemos en dólares a la timba internacional.

¿Cuáles son los grandes actores derrotados como producto de este ciclo de endeudamiento?

Esos programas económicos forman parte de una receta enlatada, piden ajuste, tarifazos, despidos, desindustrialización, apertura importadora y financiera, endeudamiento. Son siempre los mismos programas económicos. Tienen las mismas victimas pero con sus peculiaridades históricas y geográficas. Pero hay constantes. Este programa de subversión más moderna, es el consenso de Washington que tiene que ver con el neoliberalismo a escala mundial en la última fase. Son programas que pretenden integrar a los países emergentes. El resultado es insertar esos países, articularlos dentro de la economía mundial de una forma  subalterna/dependiente. En cada país pega distinto, en el caso de Argentina pega muy mal. Hay otro países que la globalización neoliberal lo deteriora pero dentro de una estructura productiva que ese deterioro no se nota tanto por ejemplo los países q solo  producen materia prima. Nosotros dentro de ese esquema no terminamos de encajar, Argentina es un país periférico en vías  de desarrollo, Sudamericano, pero tiene industria. Este esquema de inserción internacional, “volvimos al mundo”, es volvimos a ese mundo. Y hay una parte de la Argentina que no tiene ticket para entrar a ese mundo porque en ese esquema de visión internacional de trabajo, no está previsto que en la Argentina se produzcan bienes industriales. La ciencia y la tecnología subordinada a los centros internaciones. Este esquema deja afuera a millones de personas. Se pierde el desarrollo nacional que es la clave de la inclusión social. Se queda afuera el trabajo más calificado, el buen salario y la posibilidad de un Estado que este en vías de que todos participen.

Como diputado de la Nación, ¿qué postura le merece entorno al debate en comisiones que se está llevando a cabo en la Cámara respecto de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE)?

Estoy a favor  de la despenalización y legalización. Yo estoy a favor de la vida, por eso estoy a favor de la IVE, que es lo que periódicamente se lleva la vida de un montón de mujeres en Argentina. La estadística de cuantas mujeres mueren por abortos clandestinos mal hechos, oculta la verdad del fenómeno, porque no es que llegan a la guardia y después la causa de muerte aparece realmente el porqué del causante del fallecimiento, lo ocultan. Si uno hiciera una estadística de las muertes por infección generaliza o por septicemia, que ocurren en el país hoy y se fijara la edad, el género  y demás, se encontrarían con que muchas tienen que ver con muerte por aborto clandestino. Por eso me parece que es un tema obviamente de salud pública. Yo soy muy respetuoso pero esto se está llevando vidas. No estamos discutiendo si se hacen o no se hacen los abortos, estamos viendo cómo y en qué condiciones se hacen. Probablemente si eso viene acompañado con una campaña fuerte de prevención, además  se pueda evitar llegar a la instancia del aborto. La importancia de esta ley es mayor. La falsedad de un gobierno como el actual que ha cortado los fondos para prevención, para la repartición de profilácticos, ha cortado todo, además de no aplicar las leyes q ya existen. Hoy hay una ley de interrupción del embarazo bajo determinadas condiciones, bueno esa tampoco hoy se cumple. Se nota mucho. Esto se está discutiendo por la fuerte movilización y concientización que hubo en torno al tema, pero que no la hizo este gobierno. Y si se aprueba esta ley, también va a haber que imponerle que se cumpla, porque las que hay hoy no cumple.

Respecto a la “emergencia tarifaria”, se percibió una unificación entre distintos bloques ¿Qué posibilidades ve de una posible construcción opositora?

Muchísimas, yo creo que este gobierno obvio que está en tensión, eso que denominan gradualismo es la distancia entre la voluntad del macrismo en el terreno económico y social, y la posibilidad política  que tiene. Eso es el gradualismo. Cada tanto aparecen esos ultra liberales, que son parte de la alianza del gobierno, diciendo que el tarifazo lo tenían que hacer en dos días, y Macri lo quiso hacer pero no puedo porque se lo paró la movilización social, por lo que tuvo que posponerlo y esperar a las elecciones (legislativas). Sus límites para avanzar se presentan como gradualismos. Como si fuera un deseo del gobierno, pero es lo contrario.  A medida que van llevando adelante, desenvolviendo esos programas económicos, que es un programa neoliberal en regla, los resultados que van  teniendo son explosión social,  desindustrialización del país, sobreendeudamiento. Lo que lleva a que diferentes sectores sociales, que tal vez en 2015 apoyaron a Macri, en base en algún grado a la publicidad engañosa que desplegó, se van cayendo por las promesas incumplidas.  Lo que nosotros llamamos “estafa electoral”. Esa estafa electoral tiene un efecto hoy bastante negativo para el gobierno. Cada vez va a haber más derrame. Todos esos sectores le van a costar al gobierno, a pesar de las publicidades y sus intentos y sus mentiras, sostenerlo como una base electoral. Es el fenómeno de erosión de la base electoral, que partió en 51% y creo que es muy difícil de reconstruir ese porcentaje, aun en un ballotage. Para Macri y para Vidal también. Aunque los quiera resguardar a través de los instrumentos mediáticos, mantener a Vidal como una alternativa. Sinceramente creo que la oportunidad electoral es cada vez más amplia, este programa de este gobierno van a tener menos apoyo. Se ve en algunas encuestas, los disconformes, los q ya no lo volverían a votar.  La democracia implica reconocer a tu oposición y Macri tiene ese problema profundamente totalitario. No reconoce a la expresión electoral más potente, y políticamente más definida. La sociedad ya está bastante unida (militancia y organizaciones), y busca esa unidad política. Hay pueblo, resistencia. El problema es de los dirigentes. Falta representar la unidad que hay en la calle con la dirigencia. Unirse con esos reclamos y esas aspiraciones. Escuchar, elaborar, traducir. Hay que encarnarlo en una representación política, esa es la unidad que hay que lograr. Y en esa unidad yo me tengo que juntar con cada dirigente, soldarla con cada uno, en las bases. Nosotros vamos a consolidar la alternativa electoral ahí, discutiendo ahí. Lo que pasa es que hay una base de la dirigencia que no está dispuesta. Si nosotros conseguimos eso, ya queda delimitado cual es el campo de la unidad de lo nacional popular y democrático. Que no nos confundan con conseguir la unidad en la lista. La lista es la coronación de un proceso de forzar una unidad en las luchas pero no solo a la defensiva sino el programa que eso implica. Hay que encontrar una expresión que pueda entusiasmar y que se sientan representados por eso, incluso los que no nos votaron, hoy no piden únanse para representarnos.

“Unidad Ciudadana” como punto de acumulación de votantes.

Yo creo que es una herramienta muy valiosa, muy poderosa que se creó en muy poco tiempo y que viene de sacar 38% en la provincia de Buenos Aires, con participación en varias provincias. Siempre fue planteada como un espacio no tan partidario sino más bien frentista. Tiene ese nombre de unidad que remite a un conjunto mayor que el kirchnerismo solo y se logró eso. De hecho el presidente del Partido Justicialista de la provincia Buenos Aires fue candidato para “Unidad Ciudadana”, para poner un ejemplo. Me parece que hay un doble papel, por un lado un punto de acumulación pero por otro lado un instrumento de articulación con otras fuerzas políticas, con otros sectores y espacios. Yo formo parte de la comisión de economía del Partido Justicialista nacional y bonaerense, claramente es una muestra de amplitud y unidad. La intervención ahora del PJ nacional es escandalosa, antidemocrática, peligrosa (hasta ahora perseguían dirigentes, ahora persiguen partidos).  Toda esa cuestión intenta dividir, y la división se trata de encapsular al kirchnerismo, de aislarlo. Es la persecución, ya nadie queda “progresista” que crea en el macrismo. La democracia de “Cambiemos” tiene más oscuros que claros. Que yo sepa nombrar jueces por decreto no es democrático, es inconstitucional y no corresponde. Lleva adelante violaciones de la constitución de las leyes, de la división de poderes, de los partidos políticos, espía a dirigentes, nada tiene de democrático. ¿Qué pasa? Esto no se puede decir, porque si no ¿estamos acusando a Macri de ser Videla? Yo no digo eso, sería tonto decirlo y además insostenible, porque además los apellidos son bastantes distintos, la cara y la historia también. Macri no es Videla pero eso no es una trampa para mí. Tampoco este gobierno es plenamente democrático. Yo no vivo con la libertad que se debería vivir en una democracia, Yo sé que si por ejemplo, yo fuera candidato a algo, me van a surgir 600 juicios y hasta capaz me quiere meter en cana, ya lo trataron de hacer. Y hasta con algunos dirigentes nuestro lo lograron. Yo dirigente político no siento que tenga libertad de expresión porque no puedo ir a los medios mayoritarios porque son ultra oficialista. No hacen periodismo, hacen guerra. Esta discusión la tenemos que tener muy en claro porque  no es un golpe de estado, pero también que se vote cada tanto no le asegura a Macri que su gobierno sea democrático. Tiene que hacer bastante más esfuerzos. La democracia tiene que sostenerla en todos los planos y todos los días.

El bloque que integras, “Unidad Ciudadana”, es el principal opositor al gobierno de Mauricio Macri, siendo una fuerte alternativa para las próximas elecciones en 2019. ¿En qué escenario se ve usted allí?

Tuvimos una elección en 2017, donde se presentaron teóricamente los tres candidatos de peronismo con mayor caudal de votos y presentación política (Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo). Candidatos a la vez en provincia de Buenos Aires, fue una interna del peronismo en parte. Una sacó 38%, el otro saco 11% y el otro saco 5%, “el que gana conduce, el que pierde acompaña”. Yo creo que hay que hacer la unidad pero con algún criterio. Yo hice la primera plaza en diciembre del 2015, en Parque Centenario y la última hace tres días en Vicente López. No terminó ese formato y esa necesidad. La idea de esas plazas yo la tomé porque siendo ministro la distancia era fácticamente más grande pero en campaña aproveche para hacerlo. Venía con esa idea de escuchar a la gente. Salió mal porque en Centenario fueron 20 mil personas, había una necesidad de hablar pero también de escuchar a los dirigentes, entonces venimos haciendo una mezcla de cosas. Tiene otro efecto, el de reconocerse como un colectivo, es parte de lo mediático esto de decir “no existen más, no vuelven más”. Entender ese “somos” como algo que tenemos que terminar de definir. Hay que seguir haciéndolo. Son fenómenos de reacción a ese clima que quieren generar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s