El negocio de la salud: denuncian un aumento exorbitante del misoprostol

Según publicó el sábado el diario Tiempo Argentino, el medicamento que se utiliza para la práctica de abortos seguros es producido en forma monopólica por sólo un laboratorio, Beta, y hoy cuesta un 300% más que en 2015.

No puede negarse que el mercado de medicamentos es una arista más en la lucha por la despenalización del aborto. A la cruzada “pro vida” delos funcionarios del gobierno se suma el aumento desmedido de los precios, que atenta contra un acceso igualitario y universal a una práctica segura de interrupción del embarazo, con una sustancia que, por otra parte, fue recomendada por la Organización Mundial de la Salud.

La abogada María Elena Barbagelata, precandidata a diputada por Convocatoria Abierta por Buenos Aires, denunció la situación ante el INADI por discriminación, porque “el excesivo e injustificado costo del medicamento directamente imposibilita su compra, discriminando a todas las mujeres en general, pero en particular a las más pobres, a quienes padecen discapacidad y a las niñas y adolescentes”.

La caja que costaba $611 en noviembre de 2015 cuesta hoy $2479.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s