UN TRASPASO MAS POLITICO QUE INCONSTITUCIONAL ⚖️

A partir de enero de este año, cuando se firmó en el ámbito administrativo un “acta de compromiso” para el traspaso de la Justicia Nacional a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires, se sucedieron varias manifestaciones en contra y a favor de dicha promesa.

Recordemos que en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, tenemos la Constitución local y la ley “Cafiero” sancionada en 1995 que propone un traspaso progresivo de las facultades de la Nación a la Ciudad, entre ellas la administración de justicia.

Para entender un poco este conflicto, debemos dejar en claro varias cuestiones.

La primera y principal, es que el aclamado traspaso no pudo ser llevado adelante cuando las circunstancias  políticas eran adversas entre el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, es decir, antes del 2015 el traspaso era imposible, ¿Porque? Porque el traspaso es un acuerdo político.

Por otro lado, los argumentos que esgriman los opositores al traspaso, se refieren a cuestiones vinculadas con la letra de Nuestra Constitución Nacional.

macri-proyectos.jpg_59102

¿Cuáles son estos argumentos?                                 

En principio, nuestra Constitución Nacional, en todo su cuerpo normativo, hace una distinción clara entre “La Nación o el Gobierno Federal” “Las Provincias” y la “Ciudad de Buenos Aires” es decir, nuestros constituyentes no equipararon a la Ciudad de Buenos Aires al régimen de las demás Provincias, en todo caso, cuando se quiso equiparar las dos figuras, se lo menciono expresamente y esta es una cuestión que no resulta menor en el presente entuerto.

La segunda cuestión importante a destacar es que nuestro sistema de Justicia está dividido por los Tribunales Ordinarios, que aplican su Constitución Provincial y su derecho público local y por otro lado encontramos a la Justicia Federal que tiene jurisdicción en las cuestiones delegadas a la Nación, esto es así a lo largo y ancho de nuestro país salvo en la Ciudad de Buenos Aires donde nos encontramos con tres fueros distintos; tenemos el Fuero Federal donde viven los famosos jueces y fiscales de Comodoro Py 2002, tenemos el Fuero de la Justicia Nacional que aplican el mismo derecho que los federales, según sea su jurisdicción y lo más importante es que son jueces y juezas que fueron designados por el Poder Ejecutivo Nacional con acuerdo del Senado y dependen del Consejo de la Magistratura de la Nación y por ultimo tenemos el fuero de la Ciudad de Buenos Aires que son jueces que dependen del Consejo de la Magistratura de la Ciudad y pueden ser destituidos por él.

379094

Como vemos a simple vista, lo primero que se vislumbra es un conflicto de jerarquías, los “Jueces Nacionales” fueron elegidos por los Poderes Ejecutivo y Legislativo Nacionales y pasar a formar parte del fuero de la Ciudad de Buenos Aires, restaría importancia a estos magistrados que pueden subrogar a Jueces Federales porque fueron elegidos con el mismo sistema de ternas. Esta es una razón que se utiliza mucho por los impulsores del traspaso para deslegitimar los reclamos en contra de esta medida, y reducir el conflicto a “problemas de ego”.

Sin embargo, el principal opositor o en todo caso opositora al traspaso que encontramos es nuestra Constitución Nacional, según la visión de reconocidos juristas que se oponen al traspaso. ¿Por qué? Porque como dijimos antes, la Ciudad de Buenos Aires, no es una Provincia, es además la Capital Federal y mientras sea la Capital Federal su legislatura es el Congreso de la Nación en todos los temas que no sean delegados a la jurisdicción de esta (art. 75.30 y 129 CN).

Para dejarlo más claro, nuestra Carta Magna, solo autoriza a “Las Provincias” a administrar un “Poder Judicial” que tenga competencias en materia de derecho local, así como la legislación nacional de derecho privado (Códigos de Fondo), en cambio, la ciudad de Buenos Aires, puede y debe administrar un sistema de justicia para encargarse de las causas que correspondan a su competencia, es decir el derecho público local, pero NO por los Códigos que menciona nuestra Constitución Nacional en el artículo 75 inc. 12 porque la Ciudad NO ESTA AUTORIZADA.

Entonces, para recapitular, la Ciudad de Buenos Aires, no tiene permitido juzgar en materia de Códigos de Fondo, nos referimos aquí a los Códigos Civil, Penal, etc, como si lo tienen las Provincias expresamente, entonces, si los jueces del llamado fuero “Nacional” pasaran a formar parte de una justicia local ordinaria de la Ciudad de Buenos Aires, que no es, ni debe ser equiparada a una Provincia, la aplicación por parte de estos, de los Códigos de Fondo seria lisa y llanamente inconstitucional.

Por ultimo, consideramos que los argumentos que esgriman los impulsores del traspaso haciendo hincapié en la Constitución local y los fundamentos que exponen los opositores con respecto a nuestra Constitución Nacional, son válidos, ambos son válidos, como abogada, lo puedo decir, el derecho siempre permite exponer argumentos para la acusación y para la defensa, siempre se puede, siempre hay.

Pero creemos que en este conflicto, el derecho no es lo principal problema y que la cuestión política gana la batalla, mas allá de los egos rotos de los jueces nacionales y de los juristas que técnicamente argumentan a favor o en contra, es importante dilucidar que el traspaso es un hecho político fundamental para la Ciudad de Buenos Aires y que básicamente sería un golpe duro para la oposición que el oficialismo de Nación y Ciudad cumplan con el acta acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s