PRODUZCAN SIN NOSOTRAS

Razzia policial, persecución política y criminalización de la protesta. Por: Julia Liberatori

Se contaron 250 mil mujeres sólo en la Ciudad de Buenos Aires. Fue el 8 de marzo, cuando se convocaron a las calles para realizar un Paro Internacional que entre otras consignas rezaba “No estamos todas”. Marta Dillon, periodista e integrante de la organización #NiUnaMenos explicó que la huelga tuvo ocho ejes entre los que se encuentran la reivindicación de “la genealogía de este reclamo que atraviesa a todo el mundo y que incluye desde el rol de las mujeres en la Revolución Rusa a las Madres de Plaza de Mayo; la revisión del mapa del trabajo en clave feminista; el reclamo por la autonomía del cuerpo, a través de la legalización del aborto y el acceso al parto respetado; decirle basta a la violencia machista y pedir la libertad de (la jefa de la Tupac Amaru) Milagro Sala y todas las presas políticas”.

El mensaje era contundente: sin igualdad no hay “Ni Una Menos” posible. Y esto queda en evidencia cuando se ve que tras sólo un año de gobierno neoliberal pasó de haber un femicidio cada 30 horas, a uno cada 18. Números que vienen acompañados por los recrudecimientos de una política expulsiva y represora que significa, como significó siempre, la vulneración de los derechos de las minorías.

Esta semana se difundía por las redes la detención ilegal de travestis en Once. En el Conurbano bonaerense sigue presa Higui, una lesbiana que mató a unos de los 10 agresores que quisieron hacerle una “violación correctiva”. Tres horas después de la marcha de mujeres, una razzia policial dejó un saldo de 16 detenidxs y 3 internadxs. Todas mujeres que gracias al silencio de los medios y de la sociedad se transforman en números estadísticos, en víctimas del sistema.

Casi pareciera que todo es un mero evento anecdótico. Hombres cis heterosexuales y clase media repiten hasta el cansancio que la marcha “no es la forma”, desde sus celulares o computadoras con el aire acondicionado a 24°. Mujeres cis heterosexuales y clase media repiten hasta el cansancio “no me representan”. Los medios ayudaron a instalar un discurso desde el cual se condena la protesta social y el reclamo sin atender a la grave problemática que lo genera. Estamos viviendo en un sistema que permite disfrazar de “errores” eventuales a las políticas de Estado. Un sistema que avala persecuciones judiciales a lxs dirigentes políticxs. Un sistema que permite un uso burdo de las tragedias por parte de los medios en pos de la rentabilidad económica.

Estas semanas las redes sociales se llenaron de “trolls” que se hicieron eco de los argumentos más conservadores y los esparcieron por toda la web, tildando a las mujeres que luchan por su vida de “feminazis”, pero ninguno de ellos, ninguno de esos medios que se dicen serios e independientes cubrió o habló de los verdaderos crímenes que les ocurren a esas mujeres, y de los cuales la sociedad y los tres poderes del Estado son cómplices. Ninguno explicó cómo se le deniega a cada una de ellas y a todas las personas que forman parte una minoría un derecho tan básico como el de acceso a la justicia. La fragmentación de la información tuvo como único fin invertir la carga de la prueba, y es porque hay una sola forma en la que puede subsistir un Estado que viola derechos en forma sistemática: convertir a las “víctimas” en “victimarios”. Y de esta forma las protestas pasan de ser un método válido y reconocido de lucha a ser mero “vandalismo”, ataques violentos a la moral y el orden, a ser el mal que debe ser evitado. Y esto, porque el Estado está dando una lección mucho más importante: que es enemigo todo aquel que desafíe sus reglas desiguales, sus normas opresivas, y sus estructuras cómplices. Para este Estado y sus “ingenuos” defensores, las paredes siempre valdrán más que las vidas de los oprimidos, porque decir lo contrario sería reconocer la necesidad de cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s